El apocalipsis de la traducción automática

En Sciling, algunos de nosotros nos hemos pasado unos diez años (se dice rápido) investigando en el campo de la traducción automática. Han sido años no poco prolíficos, y quiero pensar que hemos hecho aportaciones de cierto valor al campo. Pero la investigación no funciona como la mayor parte de la gente suele pensar: el trabajo de un investigador no es pasarse el día sentado en un sofá, en posición de Pensador de Rodín, hasta que surge la gran idea que va a revolucionar el mundo. No. El trabajo del investigador de campo es, hoy por hoy, desarrollar pequeñas aportaciones infinitesimales que, con un poco de suerte, evolucionen algún día, sean adoptadas por el grueso de la comunidad investigadora como prometedoras, y terminen por sentar las bases del estado del arte de la materia. Ese es el sueño de cualquier investigador de a pie.

Continuar leyendo “El apocalipsis de la traducción automática”