La inteligencia artificial en la venta minorista

Admitámoslo: a nadie le gusta esperar en la cola de la caja después de comprar en el supermercado. Pues Amazon ha encontrado una solución para este problema: han creado una tienda (Amazon Go) donde no hay colas. Se acabó eso de esperar para pagar la compra: ahora, la inteligencia artificial permite evitarlo. ¿Que cómo funciona? Sólo necesitas identificarte utilizando tu teléfono móvil, coges lo que necesites, y te marchas. ¡Así de sencillo!

¿Qué es la inteligencia artificial?

Un sistema de inteligencia artificial es un sistema que puede aprender de forma autónoma, y no sólo en base a algoritmos predefinidos.

Cada vez más, vemos cómo los compradores pierden interés en las tiendas minoristas tradicionales y, desde que internet se ha convertido en algo habitual en nuestras vidas, esperan cada vez más de las tiendas físicas, que necesitan ser cada vez más creativas para mantener el ritmo de las nuevas tecnologías. Es cierto que para enfocar un modelo de negocio hacia las necesidades del cliente no es necesario ser un ingeniero aeronáutico, pero sí que es necesario tener una cierta creatividad e intuición. Y aquí es donde la inteligencia artificial puede ayudar.

El próximo gran paso

Como dijimos en el artículo anterior, los consumidores siempre están buscando el siguiente gran paso, como puede ser la personalización extrema, la automatización, etc. Y en esto la inteligencia artificial es ideal para ofrecer todas estas cosas sin demasiado coste.

Lo que diferencia a cualquier inteligencia artificial de los seres humanos es su falta de empatía. Sin embargo, ya existen proyectos y estudios que están tratando de humanizar la inteligencia artificial. Pero incluso con emociones, la capacidad de aprender de cualquier inteligencia artificial sigue siendo limitada, y parece que la inteligencia artificial general (AGI, de sus siglas en inglés) todavía está muy lejos de ser alcanzada. Así que no hace falta preocuparse: la inteligencia artificial no nos quitará nuestros puestos de trabajo en el próximo futuro.

La inteligencia artificial no es tan futurista como a veces parece ser: de hecho, ya estamos utilizando inteligencia artificial en muchas de nuestras tareas diarias. Por ejemplo, algunos sistemas que están íntimamente relacionados con la inteligencia artificial son los teléfonos móviles (Siri, Google Now, Cortana), muchos videojuegos, los coches autónomos, la detección de compras, las recomendaciones de Netflix, …