Nuevas realidades en la venta minorista

El valor añadido es un aspecto fundamental en las formas de entretenimiento que se están imponiendo en la sociedad actual. Una forma de conseguirlo es usando tecnologías como la realidad virtual, la realidad aumentada, o la realidad mixta.

Realidad virtual, aumentada o mixta?

VR Headset
VR Headset. Source: Pixabay

Hace ya un tiempo que la realidad virtual (VR) y la realidad aumentada (AR) se introdujeron en el mercado de las ventas minoristas. Quizá todavía parezcan un poco futuristas, pero su uso generalizado en tiendas está mucho más cerca de lo que pudiera parecer.

En el caso de la realidad virtual, el propósito es el de crear un espacio completamente nuevo y sumergir al usuario dentro de él, de modo que pueda interactuar con su entorno en ese espacio alternativo.

Por contra, la realidad aumentada pretende mezclar la realidad que percibimos todos con una realidad ficticia. Podría verse como una nueva capa de realidad virtual por encima de la realidad que estamos viendo todos. Un genial ejemplo de realidad aumentada es el juego “Pokémon Go”. Este juego, que ha sido un éxito rotundo a lo largo del último año, puede ser un indicio de que los clientes están buscando el siguiente gran paso: no sólo como un juego o para pasar ratos muertos, sino también a la hora de hacer sus compras. Es hora de olvidar los rascas y los programas de fidelización tradicionales que te aportan cosas que nunca has querido; los juegos están aquí para llevarse este pastel publicitario.

woman using a VR headset
Woman using a VR Headset. Source: Pixabay

Con el tiempo, más y más marcas utilizarán realidad virtual y realidad aumentada para darle a sus clientes una experiencia única, o con el propósito de que los clientes puedan visualizar lo que están comprando. Por ejemplo, Nike acaba de empezar a usar realidad aumentada en su tienda principal en París, dando a sus clientes la oportunidad de personalizar sus zapatillas y ver cómo quedarían, proyectando un holograma con los colores que han elegido. Por otra parte, Lowe’s también ha desarrollado un sistema de navegación por dentro de sus tiendas utilizando realidad aumentada.

Por último, también vale la pena nombrar la realidad mixta, que ahora mismo está en auge. Básicamente, es todo aquello que hubiéramos querido que fuera la realidad virtual. Es una forma de que el mundo real interactúe con el mundo virtual. Un buen ejemplo de esto es la HoloLens de Microsoft. Sin embargo, la realidad mixta es todavía demasiado embrionaria para que las marcas comerciales aprovechen esta tecnología en sus tiendas.