Pero… ¿lo habéis patentado?

Normalmente los desarrolladores de software no tienen que preocuparse sobre la protección de sus creaciones, ya sea porque trabajan en una empresa donde ya hay gente cualificada para ello o porque programan con mentalidad de código abierto compartiéndolo en GitHub y no les importa que otras personas lo usen. Pero puede darse el caso en el que llegue el momento de que queramos proteger algún programa para después darle uso comercial. En este post os explicaré brevemente qué dicen las leyes sobre la protección del software y qué pasos hay que seguir para que nadie se aproveche de nuestros bienes inmateriales.

Portatil, libro y móvil encadenados.

De nuevo me basaré en una de las anécdotas de mi experiencia en ShowLeap. Para los que no conocen la historia de este proyecto os envío a su blog donde se cuenta su historia.

Como grupo de estudiantes muy ilusionados con un proyecto que en poco tiempo ganó un gran impacto mediático, lo que más nos preocupaba era cómo podíamos proteger “ese gran invento con el que nos volveríamos ricos”. Así que no tardamos mucho en ponernos en contacto con un abogado ya que cada vez que hablábamos con alguien sobre el proyecto no parábamos de oír “ pero ¿lo habéis patentado?”. Así que tras duras investigaciones en el mundo del derecho resulta que en España el software no se puede patentar. No se puede patentar pero sí proteger. Como un código no es un bien material como por ejemplo una piruleta o una fregona (ya sabemos bien que los españoles lo solucionamos todo poniendo un palo a las cosas) se clasifica más bien como propiedad intelectual, es decir, una creación de la mente humana al igual que las composiciones musicales, los escritos o las fotografías. En este enlace se presenta la lista de preguntas más frecuentes sobre la propiedad intelectual.

Un registro de la propiedad intelectual no supone un gran gasto ya que no supera los 20€. En Valencia lo podéis hacer en la oficina de información al ciudadano. Por supuesto, no basta con llevar el código ya que, como el mismo código se puede escribir de mil formas, con que alguien cambie un par de líneas vuestra propiedad intelectual no valdría. Por lo tanto también se requiere los diagramas de flujo, ejecutables, ficheros y todo lo que podáis aportar para demostrar la unicidad de vuestra creación. Si se requiere algún dispositivo especial al que es probable que el grupo técnico de la oficina de registros de la propiedad intelectual no tenga acceso, como por ejemplo sensores, smartwatches u otros tipos de artilugios, se os asignará una cita con ellos para que tengáis la oportunidad de demostrar el funcionamiento de vuestro software.

Espero que esta información os haya parecido interesante y que en un futuro no muy lejano podáis hacer uso de ella.

Símbolo copyright
Símbolo copyright, informa que la obra es original.
Símbolo de marca registrada
Marca registrada, significa que los signos distintivos de una empresa, como nombre o logo han sido registrados.