Cristales rotos: el proyecto CORAL y el instrumento PYME

Estamos muy orgullosos de anunciar que la Comisión Europea ha seleccionado nuestro proyecto CORAL (del inglés, Cost-ORiented Agile Localisation) para ser financiado mediante instrumento PYME, fase 1.

Con menos de un 10% de tasa de aceptación, a priori se presentaba como un logro muy complicado de conseguir: las tres empresas valencianas que conocíamos que lo habían conseguido eran empresas ya con un cierto historial, y que habían contratado los servicios de una agencia especialista en la redacción de este tipo de propuestas.

El jueves pasado (5 de mayo) nos llegó la comunicación, que en un primer momento estuvimos intentando leer en la pantalla resquebrajada de mi móvil, el cual decidió precipitarse el día anterior desde lo alto de mi bici. Entre trozo y trozo  de cristal, acertamos a leer un “Congratulations”, señal inequívoca de buenas noticias en este tipo de comunicaciones.

Unboxing of the SME Instrument notification

Ahora toca ponerse a trabajar. Claro, eso no significa que no lo estuviéramos haciendo hasta ahora; significa que ahora tenemos un objetivo claro, unos plazos concretos, y además algo de financiación para conseguirlo. Y todo eso ayuda mucho, muchísimo, para no perder el norte y ser más eficiente en la consecución de nuestros propósitos.

¿Que de qué va CORAL? Bueno, eso se merece un post aparte, pero ya podéis ver un ejemplo ilustrativo aquí.

Y, para los que queráis consejos acerca de cómo preparar  una propuesta para el instrumento PYME, manteneos atentos que estamos preparando otro post con unas cuantas recomendaciones, basadas en los consejos que hemos tratado de seguir y en nuestra propia experiencia.