Pero… ¿lo habéis patentado?

Normalmente los desarrolladores de software no tienen que preocuparse sobre la protección de sus creaciones, ya sea porque trabajan en una empresa donde ya hay gente cualificada para ello o porque programan con mentalidad de código abierto compartiéndolo en GitHub y no les importa que otras personas lo usen. Pero puede darse el caso en el que llegue el momento de que queramos proteger algún programa para después darle uso comercial. En este post os explicaré brevemente qué dicen las leyes sobre la protección del software y qué pasos hay que seguir para que nadie se aproveche de nuestros bienes inmateriales.

Continuar leyendo “Pero… ¿lo habéis patentado?”