Skip to main content

¿Cómo va a transformar la inteligencia artificial el sector de la moda?

Los avances en inteligencia artificial adelantan a pasos agigantados y han recibido un gran impulso gracias a la implementación de tecnologías digitales durante el confinamiento. Uno de los mercados que más se ha beneficiado de estos avances es el sector de la moda, hasta el punto de que se puede afirmar que la IA terminará transformándolo profundamente. Veamos.

Puedes encontrarnos en:

Los cuatro grandes retos que enfrenta el sector de la moda

Uno de los sectores que más se ha visto afectado por la reciente crisis sanitaria del Covid-19 es el de la moda, sobre todo porque muchas tiendas físicas han tenido que cerrar sus puertas. Esto impide que el cliente realice sus compras de forma habitual, es decir, visitando la tienda, viendo cada prenda y probándosela hasta decidir cuál llevar.

Sumado a esto, en el sector de la moda se suele hablar de cuatro grandes retos que ameritan de estrategias efectivas para lograr una mejor conexión con el consumidor y reducir las pérdidas financieras, como son: la personalización de la oferta, la calidad de la venta electrónica, acortar el time-to-market y reducir la huella ecológica.

Ahora bien, ¿de qué forma contribuye la inteligencia artificial a que el mercado de la moda pueda palear e incluso vencer a estos grandes obstáculos? ¿Cuáles son las estrategias que se pueden implementar para que el sector de la moda termine de encajar en esta era digital?

1. La personalización de la experiencia

Empecemos por el primer reto al que se enfrenta el sector de la moda en este momento: la personalización de la experiencia. Esta expresión hacer referencia a la capacidad de las empresas de crear una respuesta individual para atender las necesidades de cada cliente en base a sus gustos, preferencias y hábitos de compra.

¿Cuán importante es que las empresas del sector de la moda inviertan en estrategias para mejorar la personalización de su oferta?  En su informe The Next Level of Personalization in Retail, Boston Consulting Group asegura que una experiencia de compra personalizada aumenta en un 40% las probabilidades de que el consumidor gaste más en la compra de lo que tenía pensado.

Cifras como estas no hacen más que confirmar lo que llevamos años viendo: que los clientes están cada vez más acostumbrados a una experiencia de compra personalizada, por lo que las empresas de retail hacen bien en invertir en una estrategia de venta que les permita dar atención individual a sus clientes. En este sentido, ¿cómo puede la inteligencia artificial transformar al sector de la moda?

Asos, con su pasarela virtual, personaliza su experiencia hasta el punto de que podemos tener un desfile de moda virtual en el salón de nuestra casa.

Como conseguir una experiencia personalizada gracias a la inteligencia artificial

Con el uso de inteligencia artificial es posible personalizar el 100% de la oferta, mostrándole a cada consumidor exactamente lo que quiere comprar. Aunque parezca increíble, es una estrategia que lleva años en uso en otros sectores y que ha recibido grandes mejoras en los últimos años, especialmente durante el confinamiento.

Una estrategia de marketing que involucre IA puede personalizar las interacciones con el cliente a nivel individual, y no dirigida a grupos de consumidores como se hacía antes. Por ejemplo, una tienda de moda podría personalizar su web de tal manera que cada cliente que la visite vea artículos, promociones y precios directamente relacionados con sus gustos, talla, hábitos de consumo y presupuesto.

2. Omnicanalidad y phygital.
Eliminar cualquier fisura entre la experiencia online y offline

La venta electrónica o digital ha aumentado drásticamente en los últimos años, y esta tendencia se ha acelerado desde que el Covid-19 fue declarado pandemia. Las medidas sanitarias implementadas en todo el mundo han dado un duro golpe al comercio tradicional, y uno de los principales afectados ha sido el sector de la moda.

Antes del Covid-19, lo habitual para quien quería comprar ropa nueva era visitar una tienda de moda, probarse cada prenda, tocar el tejido para comprobar su calidad y llevar a casa lo que más le gustase, aunque luego el proceso de compra se realizase a través del ecommerce.

Ahora bien, a casi dos años de confinamiento y otras medidas sanitarias, tener presencia digital y disponer de estrategias efectivas de venta electrónica se ha vuelto indispensable para el sector la moda. Y aunque el estado de alerta disminuya, el comercio electrónico seguirá formando parte de la vida de millones de consumidores. La experiencia de compra online debería distar lo mínimo posible de la experiencia en tienda, y en caso de que la experiencia sea mixta, la coherencia a lo largo de todo el proceso es clave.

Espejo virtual de Timberland. En un futuro, estos dispositivos podrían llegar incluso a nuestros hogares para ayudarnos a decidir que prendas nos sientan mejor y facilitar la decisión de compra.

Facilitarle las cosas al consumidor con IA

El sector de la moda depende mucho de la capacidad que tiene el consumidor, no solo de ver las prendas de vestir, sino también de tocarlas y sentirlas. La naturaleza misma de este mercado convierte a la experiencia sensorial en su principal herramienta para convencer al cliente de que ese es el vestido que le hará ver y sentir como nunca.

La inteligencia artificial puede contribuir significativamente a que el consumidor gane confianza durante la compra electrónica al permitirle hacer búsquedas específicas y ayudarlo a interactuar con el producto casi como si pudiera tocarlo y probarlo en una tienda física. Aunque todavía hay mucho camino por recorrer en este sentido, la IA es el primer paso para acortar la distancia entre la experiencia digital y la experiencia real.

3. La IA y la reducción del time-to-market

La velocidad es un factor clave para la industria de la moda, no solo por la gran cantidad de competencia que existe en este mercado, sino también por lo rápido que puede cambiar una tendencia. Quienes logren ‘predecir’ cuál será el próximo grito de la moda, podrán adelantarse a sus competidores y poner en las tiendas sus diseños antes que todos.

¿Qué puede hacer la inteligencia artificial para acortar el time-to-market? Una red neuronal podría calcular las probabilidades de que un estilo en particular se convierta en tendencia basándose en toda la información visual que circula en las redes sociales, y entonces ofrecer sugerencias a los diseñadores de moda, lo que sin duda ahorraría muchísimo tiempo.

Tommy Hilfiger trabajó con IBM en un sistema que le permitía generar nuevos diseños. Estas tecnologías facilitan el trabajo de los diseñadores y eliminan cuellos de botella, reduciendo considerablemente el time-to-market.

La IA también podría agilizar el proceso de etiquetado en los departamentos de e-comerce para que puedan subir los productos a su web lo más pronto posible, haciéndolos disponibles para el cliente antes que otras tiendas. Estos son tan solo dos ejemplos de cómo la IA puede reducir el tiempo de comercialización y proporcionar una mayor rentabilidad.

4. Disminuir el impacto ecológico con inteligencia artificial

Finalmente, uno de los problemas más grandes a los que se enfrenta la industria de la moda es el impacto de sus actividades sobre el medio ambiente. Según un informe de la Unión Europea, en todo el mundo menos del 1% de la ropa se recicla como prendas de vestir, lo que significa que el 99% se incinera o va a parar a vertederos.

Puesto que se trata de un problema verdaderamente alarmante, durante años se han implementado estrategias de reciclaje y otras medidas para hacer un uso más responsable de la producción textil. Ahora bien, ¿hay algo que la inteligencia artificial pueda hacer al respecto?

Más eficiencia, menos contaminación

Sin ánimos de ofrecer soluciones milagrosas ni crear falsas expectativas, el uso de inteligencia artificial en el sector de la moda puede tener un impacto positivo en el medio ambiente. ¿Cómo? Por un lado, ayudando a las tiendas a gestionar su stock con más inteligencia, y por otro, contribuyendo a que las empresas de diseño acierten más con sus creaciones.

Cuando los departamentos de diseño cuentan con la colaboración de Inteligencia Artificial, existe una alta probabilidad de acierto en sus creaciones, lo que a su vez reduce la cantidad de sobrantes en las tiendas y disminuye el alto porcentaje de devoluciones, que es una de las principales causas de pérdidas en el sector de la moda.

Además, la IA también puede ayudar a las tiendas a gestionar sus inventarios con más inteligencia, evitando la acumulación de prendas de vestir de baja demanda y exhibiendo al público exactamente lo que este quiere comprar. Todo esto contribuiría a reducir la sobreproducción, con el consecuente impacto positivo en el medio ambiente.

La transformación del sector de la moda en manos de la IA

La inteligencia artificial tiene todo el potencial que se necesita para transformar profundamente el sector de la moda y hacer frente a los problemas intrínsecos de este mercado. A medida que las empresas conozcan todo el beneficio que pueden derivar de la IA, los casos de uso aumentarán dando paso a nuevas aplicaciones que cambiarán completamente nuestro futuro.

Puedes descubrirlo agendando una cita con nosotros aqui

Para saber más

Oportunidades de inteligencia artificial en el sector moda

Un recorrido por las principales soluciones de innovación tecnológica basadas en inteligencia artificial y machine learning en e-commerce y retail de moda.

DESCÁRGALO AHORA

Nuestros proyectos relacionados

Micolet escala su negocio y reduce costes gracias a Sciling

VER PROYECTO
Sciling

Author Sciling

More posts by Sciling