Skip to main content

Sciling contribuye a reducir los gases contaminantes gracias a un proyecto aprobado por la Generalitat Valenciana

  • El proyecto, llamado AirLuisa, se basa en un sistema avanzado de monitorización integral de las emisiones y calidad del aire
  • Sciling ha colaborado conjuntamente con la Universitat Politècnica de Valènica (UPV), el Instituto Tecnológico Metalmecánico, Mueble, Madera, Embalaje y Afines (AIDIMME) y ETRA I+D
  • El objetivo será que Valencia cumpla con los objetivos de buena calidad del aire que exige la Unión Europea y que aconseja la Organización Mundial de la Salud

La Generalitat Valenciana y la Agència Valenciana de la Innovació, en el marco de la convocatoria sobre Proyectos Estratégicos en Cooperación, han aprobado un plan de Sciling para desarrollar un sistema avanzado de monitorización integral de emisiones y calidad del aire en entornos urbanos de la Comunitat Valenciana.

El proyecto, llamado AirLuisa, se ha elaborado conjuntamente por la Universitat Politècnica de Valènica (UPV), el Instituto Tecnológico Metalmecánico, Mueble, Madera, Embalaje y Afines (AIDIMME) y las empresas ETRA I+D y Sciling. Su aprobación supone una gran noticia para el medioambiente y supondrá todo un avance en la lucha contra el cambio climático.

El objetivo de AirLuisa es medir de manera eficiente la calidad del aire en los centros urbanos de Valencia, la segunda ciudad con el aire más contaminado de España (después de Barcelona y muy por delante de Madrid). De esta manera, se podrían obtener datos rigurosos que permitan tomar decisiones concisas para mejorar la calidad del aire de Valencia, y en un futuro de Alicante, Elche y Castellón.

El proyecto pretende así cumplir con los objetivos de una buena calidad de aire, tal como obliga la Ley 34/2007 para ciudades con más de 100.000 habitantes basada en las Directivas 2004/107/CE y 2008/50/CE de la Comisión Europea. Se espera que, para 2030, todas las ciudades europeas se hayan adherido a esta directiva. Sin embargo, para lograrlo se necesita llevar a cabo proyectos de innovación tecnológica y tomar acción de inmediato.

Prototipo del sistema desarrollado por Sciling para la identificación de vehículos

Monitorear las emisiones gracias al Big Data y tomar mejores decisiones gracias a la Inteligencia Artificial

El reto del proyecto será desarrollar una solución conjunta basada en herramientas Big Data y en Inteligencia Artificial (IA) para monitorizar las emisiones de gases de efecto invernadero y emisiones contaminantes. Para ello, se recabarán datos sobre emisiones de tráfico e inmisiones que medirán unas estaciones fijas y algunas redes complementarias. Es de destacar que, aunque en Valencia existen ya estaciones de medición, la distancia entre ellas (más de 9 kilómetros) afecta a su eficacia. Las nuevas estaciones de Air Luisa serán más numerosas y estarán mejor localizadas, procurando así garantizar el éxito del proyecto.

En este sentido, SCILING se encargará de desarrollar un software para la identificación de los tipos de vehículos en circulación mediante imágenes de vídeo. Identificar los vehículos que circulan en la carretera será posible gracias a las cámaras de tráfico a las que ETRA I+D tiene acceso, que proporcionará así mismo su geolocalización. Posteriormente, la Universidad Politécnica de Valencia se encargará del almacenaje de los datos generados por el software en un repositorio determinado.

Estos datos serán analizados por una herramienta de Big Data, que medirá la correlación entre la emisión de gases en una zona concreta y la cantidad de contaminantes. Esta medición podrá dar una panorámica mucho más eficiente de la verdadera emisión de gases contaminantes de los coches, ya que es posible que, debido al viento o a otras condiciones ambientales, aunque haya mucha emisión de gases en un momento concreto el aire sea de buena calidad.

Con todos estos datos, una herramienta generará automáticamente informes y mapas interactivos en tiempo real sobre la calidad del aire. De esta manera, la evaluación de los datos, así como la medición de los niveles máximos de contaminación en el aire, serán muy fáciles de interpretar. Se creará un sistema de alertas que haga un seguimiento de las zonas más vulnerables de la ciudad (centros de mayores, colegios, hospitales…).

Esta herramienta, que será un cuadro de mando integral, se convertirá en una plataforma digital integrada en el sistema de información del Ajuntament de València. Así, el ayuntamiento tendrá, en todo momento, acceso a los datos sobre la calidad del aire.

Gracias a toda la información recabada y la tecnología de la IA, se podrán crear diferentes simulacros que reflejen distintas soluciones para combatir los niveles de polución en los centros urbanos. Por lo tanto, a la hora de tomar una decisión, se contará con la información y el contexto necesarios para que ésta sea eficaz.

Combatir un enemigo común: el cambio climático

La contaminación del aire es la principal causa ambiental de muertes prematuras en la Unión Europea (UE), con unas 659.000 muertes anuales. Algunas causadas por problemas respiratorios, pero también por la relación de los gases contaminantes con enfermedades cardíacas u oncológicas. Las previsiones para el futuro, si seguimos contaminando el planeta como hasta ahora, no son muy halagüeñas: según un artículo de Intermón Oxfam, si no tomamos medidas en 2050 habrá ciudades desaparecidas bajo el nivel del mar, éxodos masivos debido a temperaturas extremas, y millones de muertes prematuras debido a la contaminación, entre otras consecuencias.

La Ley 34/2007, de 15 de noviembre, de calidad del aire y protección de la atmósfera, obliga a las ciudades de más de 100.000 habitantes a adoptar planes y programas para mejorar la calidad del aire. Valencia entraría dentro de esta definición y, siendo como es una de las ciudades más contaminadas de España, ha de adoptar medidas.

Sin embargo, a pesar de las advertencias, las decisiones en torno al cambio climático aún no han logrado un giro definitivo.

Usar la tecnología a nuestro favor, especialmente la Inteligencia Artificial, puede ayudarnos a actuar con rigor científico y tomar mejores decisiones.

Sciling

Author Sciling

More posts by Sciling